bio Edgardo del Pozo

Edgardo Alain del Pozo (1852-1895) fue un pintor asturiano del siglo diecinueve influenciado por el simbolismo francés. Procedente de una familia aristocrática arruinada económicamente, del Pozo inició sus estudios de pintura gracias al apoyo que desde su juventud recibió del Conde de Goncourt, inseparable amigo y compañero del artista. En 1871, a los 24 años de edad, viajó por primera vez a Roma, donde profundizó en las técnicas pictóricas del paisajismo y el naturalismo. En 1878, después de una breve estancia en Madrid, del Pozo viajó a París, donde expuso uno de sus cuadros en la Exposición Universal, permaneciendo en la capital francesa hasta 1884. Allí conoce las principales figuras del impresionismo y entra en contacto con el simbolismo, movimiento por el que se siente particularmente seducido. Muy influenciado por el arte japonés, en sus últimos óleos la realidad es un punto de partida para crear un paisaje onírico que trasciende lo empírico.

Carlos Schwabe - Obsession and ideal

En 1884, diez años antes de su muerte, Edgardo del Pozo cumplió el ritual de admisión a una logia francmasónica. Atraído tanto por el poder de lo simbólico dentro de las logias como por sus reclamos de equidad y su creencia en un hombre libre y virtuoso, durante sus primeros años en la logia el pintor escribió sendas proclamas contra la esclavitud del trabajo industrial y a favor de una sociedad de iguales. Asiduo a las tertulias y cafés de la época, defendió en sus tribunas la construcción de viviendas obreras saneadas y baratas, el derecho a voto de las mujeres y la educación laica y universal.
En 1890, a su regreso de Londres, Del Pozo se instaló definitivamente en Gijón. Durante esos años, el pintor abandona los actos públicos y se retira a pintar y escribir en la mansión familiar. Se dice que durante sus años londinenses perteneció a una de las numerosas asociaciones secretas que florecían en la ciudad.
En 1893 conoce a Gemma Oldman – hija del duque de Oldman y de María Claramunt – con quien se promete en 1895, unos meses antes de su trágica y misteriosa muerte.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *